domingo, 10 de enero de 2010

Poema dedicado a Francisco Miguel Pérez Barrachina


Francisco Miguel Pérez Barrachina fue minero hasta mediados de los años 30 en Bacares (Almería), lugar donde nació.

Su nieto por parte de madre, Andrés Ruz Pérez, le dedica unos versos.

A mi abuelo minero ...


Duro como el hierro que a golpes extraía
de las entrañas vivas de las sierras de Almería.
Así era el abuelo minero.

Desde muy pequeño, apenas que pudiera
se escapaba de su casa y volaba hasta la escuela.
Así aprendió el abuelo minero.

Guarda cabras desde que cumplió los cinco
y con quince ya trabaja en la mina con ahínco.
Así de pronto empezó el abuelo minero.

Boina, chaqueta y pantalón de pana,
calzas esparteñas, carburo, pico y pala.
Así vestía el abuelo minero.

Adentro de la mina se picaba y se cantaba
para olvidar el peligro que siempre acechaba.
Así canturreó el abuelo minero.

En el ferroso subsuelo abren nuevas galerías,
y pasan la jornada sin ver la luz del día.
Así picó el abuelo minero.

Terminada la labor en las minas de Bacares
se empapaban los mineros con el vino de los bares.
Así lo hizo el abuelo minero.

Y dura fue la vida, como el hierro…
pues toda la familia amargamente lloró
por un malogrado hijo que la mina se cobró.
Así sufrió por un hermano el abuelo minero.


Andrés Ruz Pérez

Un minero anónimo


- Blog de Andrés Ruz Pérez: http://talbanes.spaces.live.com/


Bookmark and Share


2 comentarios:

Mª Antonia dijo...

Querida Mª José:
Merecido y sentido homenaje de un nieto a sus raíces mineras.
Estoy por asegurar que es el trabajo más duro, por encima de muchos trabajos penosos.

Besos.

María José dijo...

Mª Antonia:

Es cierto, la minería es uno de los trabajos más duros y peligrosos para la salud.

Besos.

Related Posts with Thumbnails