viernes, 18 de marzo de 2011

Bacares espera la primera cosecha de trufa negra


Publicación en Diario de Almería (13-marzo-2011) por M.J.Uroz
La Junta ha repoblado cuatro hectáreas de monte con encinas micorrizadas que en unos cuatro años podrían comenzar a producir, según Medio Ambiente.

El municipio de Bacares, en la Sierra de Los Filabres, será el escenario de una experiencia piloto en la que la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía ha plantado más de mil ejemplares de encina micorrizada que en unos cuatro años podrían comenzar a producir trufa, según las previsiones de los técnicos. Se trata de un producto escaso y muy demandado en la alta cocina, que servirá además para generar una nueva fuente de riqueza en la localidad , como aseguró a Diario de Almería la delegada provincial de Medio Ambiente, Sonia Rodríguez.

La puesta en marcha del proyecto surge tras la solicitud del alcalde de Bacares, José Segura Jiménez, quien trasladó a la Administración andaluza que los suelos del municipio podían acoger con éxito una plantación de este tipo para revitalizar la economía local, y además para contribuir a repoblar unos terrenos públicos pero de titularidad municipal que se encuentran ubicados en conocido como paraje El Llano, como explicó el primer edil de Bacares.
La trufa negra servirá para potenciar el desarrollo local y además luchar contra el cambio climático. Este es el objetivo que persigue la Consejería, que se ha marcado la meta de potenciar las poblaciones de dicho hongo en la localidad a través de un proyecto de repoblación con encinas micorrizadas. La iniciativa también se enmarca dentro del Plan de Conservación y Uso de Setas y Trufas (Plan CUSSTA), que tiene en marcha la Junta de Andalucía, cuyo propósito es la conservación, disfrute y uso sostenible de este recurso.

"Bacares es uno de los enclaves más apropiados de la provincia de Almería para este tipo de plantaciones, tanto por su clima, para que crezcan las encinas, como por la calidad de su suelo, previsiblemente adecuado para que se críen las trufas", según destacó el alcalde, al tiempo que explicó que "el Proder Almanzora va a iniciar en breve un estudio en toda la comarca del Almanzora para ver la calidad de los terrenos y si podrían prosperar plantaciones de trufas".

La Consejería de Medio Ambiente ha finalizado hace escasos meses los trabajos de restauración de hábitats y naturalización de pinares y montes patrimoniales de los municipios de Bacares y Alcóntar. El objetivo fundamental del proyecto ha sido transformar las masas de pinar hasta alcanzar una espesura acorde con su edad, recuperando su estado fisiológico y sobre todo la diversificación de especies mediante la implantación o evolución de otras especies arbóreas presentes bajo la cubierta, que forman comunidades vegetales más evolucionadas y más cercanas a la vegetación climática de la zona.

Precisamente, dentro de estos trabajos se enmarca la plantación de las más de mil encinas micorrizadas en las que los vecinos de Bacares y la Junta tienen sus esperanzas puestas para que puedan dar ese manjar tan codiciado. El Ayuntamiento de Bacares será el encargado de explotar la cosecha.

Fuente: Diario de Almería. http://www.elalmeria.es/

3 comentarios:

Basualdo dijo...

Sé que la trufa negra de invierno es la que más se recolecta en España. Me contó mi suegra que se pueden encontrar frescas durante todo el invierno. No sé si creerle, porque la vieja es muy dada a hacer bromas. Cuando está bien madura y bien negra (por dentro y por fuera), la trufa negra despide una fragancia intensa que te acaricia los pulmones. A mí el aroma de la trufa negra recién recolectada, me recuerda al que libera la madera mojada en medio del monte después de la medianoche. Su sabor es agradable, ligeramente amargo. La ensalada de lechuga de campo, patatas y trufa negra, la tarta de trufa negra y nabo confitado, y los huevos fritos trufados, son una delicia para mi paladar. Pero las rebanadas de pan con aceite trufado son el gran amor de mi vida. Se cortan y tuestan rebanadas de pan casero. Se untan las rebanadas con aceite trufado y por encima se acomodan (siempre con un toque de gracia, nunca a lo tonto) unas cuantas láminas de trufa negra con un toquecito de sal. ¡Para chuparse los dedos!

Jadeíta dijo...

Muy interesante informe sobre el diamante negro de la gastronomía mundial. Saludos.

Blog de Bacares dijo...

Basualdo:
¡¡Se me hace la boca agua!!

Jadeíta:

Estoy deseando que salgan esas delicias y disfrutarlas.

Gracias por vuestros comentarios.

Related Posts with Thumbnails